Seleccionar página

bRIDA, metodología e intuición para crear marcas funcionales

poster
bRIDA Reel 2017
00:00
--
/
--

Metodología

Ir de la mano para construir juntos

Hoy todo cambia y evoluciona muy deprisa, tanto que a veces no somos conscientes de ello. Ser capaces de adaptarnos a esta nueva realidad tiene mucho que ver con la creatividad, la curiosidad y las ganas de innovar. Se trata de ir un poco más allá, de no quedarse atrás, ni conformarse, de ver donde otros no alcanzan y aceptar nuevos retos. Nuestra manera de afrontar este desafío se llama diseño estratégico y nos permite entender las marcas, y los procesos creativos a través de los cuales estas se construyen y gestionan, desde una perspectiva funcional y metodológica. Bajo este enfoque nada de lo que hacemos es fortuito, todo responde a un porqué, tiene un propósito. Hablamos de objetivos y estrategias, de metas y procesos. Pero nada de esto aportaría demasiado valor si no fuéramos capaces de conjugarlo con ciertas dosis de emoción e intuición, y es esto, precisamente, lo que hace más interesante nuestro trabajo. Porque construir marcas con un sentido claro y estructurado es la única forma que conocemos de conseguir que cualquier esfuerzo se vea recompensado, que cada acción, con independencia de la plataforma en la que se desarrolle, sume en la dirección adecuada. Para ello es fundamental trabajar en el tiempo, comprometernos, y establecer relaciones de largo de recorrido, a esto lo llamamos ir de la mano de nuestros clientes. Hablamos de generar estrategias y soluciones creativas que aporten valor, de acercar negocio y creatividad, diseño y estrategia.

Estudio de Diseño Málaga - bRIDA

Análisis

De la investigación al conocimiento

Estrategia

La plataforma sobre la que construir marcas sólidas

Alejandra Jerez diseñando estrategias de marca para uno de nuestros trabajos

Identidad

Hacer visible lo intangible, un proceso de creación

Alejandro Cruz y Javi Medialdea trabajando en bRIDA
Somos especialistas en diseño estratégico de marca

Implementación

Desarrollar una experiencia única y creíble

ANÁLISIS

Ser conocedores de la empresa, del producto o servicio es fundamental para establecer estrategias que garanticen sus resultados. Se trata de llevar a cabo un proceso de inmersión y descubrimiento que nos permita entender de forma precisa la realidad de la marca, del producto o servicio. A través de un análisis profundo del proyecto, del sector, de los competidores y, sobre todo, sabiendo escuchar al cliente podemos llegar a ese nivel de conocimiento que debe ser la base de toda buena estrategia. A esta primera fase la llamamos terapia de marca, ya que tiene bastante de psicoanálisis y en ella se abordan conceptos sobre los que rara vez reflexionan los propios clientes.

 

ESTRATEGIA

Todo proceso estratégico debe responder a una serie de cuestiones planteadas a priori. Solo la capacidad de formular las preguntas adecuadas nos brinda la oportunidad de obtener respuestas verdaderamente relevantes. Se trata de establecer la base sobre la que construir una marca potente y, por tanto, de definir cuál es su esencia, su porqué como marca, qué relato o historia nos cuenta, qué valores defiende, cómo es ante sus diferentes audiencias o cuál es su posicionamiento. Resolver todas estas interrogantes supone una parte esencial de todo proyecto, hablamos de los cimientos que sustentarán toda la estructura de marca.

 

IDENTIDAD

Tanto la identidad verbal como la identidad visual son las encargadas de materializar de forma física la propia esencia de la marca, de hacerla visible y tangible. Cualquier decisión en este sentido tiene que venir respaldada por el planteamiento estratégico previo, en el que se hayan extraído conclusiones y tomado decisiones. Construir con una base, sobre unas directrices es nuestra forma de entender el diseño. Todo debe responder a algo, tener un porqué que lo fundamente.

 

ACTIVACIÓN

Las marcas están vivas, crecen e interactúan con su entorno creando un ecosistema propio. Cada vez que se desarrolla una oportunidad nueva de contacto con sus audiencias, tanto de forma física como digital, la marca debe mantener su promesa, ofrecer una experiencia uniforme y coherente con lo que representa. Es aquí donde la expresión ir de la mano con el cliente cobra todo su sentido, hay que saber cuidar de las marcas para preservar su esencia y, así, el valor que estas aportan.