Seleccionar página

Moleá

Identidad corporativa

Packaging

Southern Spanish Fine Foods es una empresa dedicada a localizar productos de calidad producidos de forma local, principalmente en Andalucía, para comercializarlos a escala global, bajo una cuidada imagen.

En este caso, se disponían a lanzar al mercado una aceite oliva orgánico y necesitaban el desarrollo de su identidad, tanto verbal como visual, así como su implementación en el propio packaging y algunos soportes de comunicación, tanto off como online. Se trata de un producto, principalmente, destinado a la exportación y orientado a un público bastante exigente y acostumbrado a valorar el diseño. Un target definido en dos tipos de audiencias, clientes finales y profesionales o distribuidores.

El cliente tenía claro que el diseño de la marca y el packaging debían constituir uno de los principales assets sobre los que construir su valor diferencial. También lo sería dotar al producto de una historia lo suficientemente inspiradora como para establecer una lazo emocional con sus consumidores.

ANÁLISIS

Algo que llama significativamente la atención es descubrir que el aceite español, a pesar de ser nuestro país el principal productor de aceite de calidad del mundo, no goza de reconocimiento a nivel internacional. Siendo las insignias italianas y griegas, muchas de las cuales utilizan aceites españoles, las que copan el mercado. Por tanto el objetivo era conseguir destacar, con un producto de calidad, pero con una imagen capaz de competir con solvencia fuera de nuestras fronteras y reivindicar la procedencia como valor diferencial.

 

IDENTIDAD VERBAL

Tras probar y descartar muchas opciones, lo de buscar nombre nunca resulta tarea fácil, dimos con una opción que funcionaba, dando respuesta a muchas de las exigencias determinadas en el propio briefing. La muela o molea olearia era el tipo de sistema utilizado por los romanos para extraer el aceite de oliva. Moleá surge acentuando la última sílaba del vocablo, para otorgarle ese carácter más próximo lengua española, y por tanto a nuestra cultura.

 

LA IDENTIDAD VISUAL Y PACKAGING

En este caso identidad visual y packaging iban de la mano. La principal implementación de la marca era la propia botella. Se estudiaron numerosas opciones hasta dar con la que pensamos podía funcionar mejor para el tipo de producto e imagen que queríamos proyectar. Se barajaron, también, diferentes coating y acabados.

A nivel gráfico la solución parte de una imagen cenital de un campo de olivos. Trabajando una trama que representase esa estructura por partes ordenada, por partes caótica, que genera esta vista aérea de un cultivo de esta naturaleza. Las propias manchas que representan a los árboles son, igualmente, irregulares y espontáneas. A pesar de la reducción y la simplificación de la imagen, queríamos mantener cierto aire orgánico e imperfecto. La resolución tipográfica aporta el orden y la estructura de la que carece la trama principal, actuando como contrapunto de forma bastante elegante.